viernes, diciembre 08, 2006

YONOFUI - Tarek y Gillman unidos por Queen

(Esta es una gran pieza de periodismo que debe quedar en la memoria de todos. Claro, pasó como un despacho de Aporrea y la canalla mediática la ignoró. Por eso la rescato. Canache La Rosa cubre un fulano "Gillmanfest" en Puerto La Cruz y escribe cumpliendo con todo: le jala bolas a Tarek, hace de un simple concierto una épica del rock, le concede al arrastrao Paul Gillman un estatus heróico y se permite algún vuelo literario para contar lo que vivió en esa jornada en la que los boinas rojas homenajean a Freddie Mercury y Gillman le dedica una canción a un cura "pato")


Éxito rotundo del Gillmanfest en Puerto La Cruz

Por: Aporrea.org
Publicado el Martes, 30/05/06 09:04am
imprímelo


PUERTO LA CRUZ, mayo 30, Aporrea.org (José Canache La Rosa).- A pesar de la garúa, que amenazó el evento Gillmanfest 2006 "Oriente", la noche de este sábado en el estacionamiento de la Plaza de la Cruz en el Paseo Colón de esta localidad, los 10 mil rockeros venezolanos, de todas las edades y lugares de Venezuela, que plenaron este espacio permanecieron en su lugar al grito de Paul Gillman, "lluvia no mata concierto" y "muerte al reaggeton".

Desde las 4 de la tarde, el amplio redondel de esta explanada a orillas del mar Caribe, fue recibiendo oleadas sucesivas de personas de todas las edades, trajeados con ropas negras, que provenian de ciudades tan disímiles como Anaco, El Tigre, Barcelona, San Tomé, Valencia, Maracay, Caracas, Los Teques, Maturín, Cumaná, Puerto Ordaz, para rendir tributo a la mítica banda inglesa Queen, en un evento que organizó el Gobierno Revolucionario de Anzoátegui con Douglas Saab (director de Misiones Sociales del ejecutivo regional, Dimisoc) y Gabriel Kurbaji (director de turismo) a la cabeza.

Una variopinta multitud donde abundaban los piercin, hombres de pelo largo hasta los hombros, muñequeras de cuero, lentes de sol, adornos relumbrantes de metal cromado, minifaldas de espanto, pantalones de cuero, barbas y chivas espesas, poses y posturas irreverentes plenaron el espacio.

La banda punk argentina The Cash (En efectivo), Arkangel Reunión (liderada por Paul Gillman), y Dios Salve a la Reina (agrupación argentina que constituye -así lo pudimos observar- el clon perfecto de Queen), fueron las agrupaciones invitadas; pero fue The Cash el primero en abrir fuegos con sus integrantes: El piojo (batería), Talbo Lobo (voz y guitarra), Gladys Balsa (coros y bajo) y 12 temas que forman parte del último disco de esta agrupación, como "Tiempo de guerra", "Dame calor", "Puedes verme", "No borrarás mi nombre".

-Me parece alucinante -dijo Lobo- que el gobierno regional apoye a la juventud y al rock, eso está bueno, amplía horizontes y la forma de pensar de mucha gente".

Al finalizar The Cash entró en escena la legendaria banda venezolana "Arkalgel", que cuenta con 29 años de carrera ininterrumpida en el país, y que ahora, después de 21 años, logró reunir a músicos destacados de su historia como Carlos Arvelo (guitarra y voces), Giancarlo Picozzi (guitarra y voces), Felipe Arcuri (bajo y voces), Giorgio Picozzi (batería y arreglos) y Paul Gillman (vocalista).

Entonces comenzó a sonar el heavy metal con su irisdiscencia y sus bramidos de rebeldía iconoclasta en la voz de Gillman.

"Esta canción (-Nada es eterno-) se la dedico al cura pato que consigueron ahí en un motel haciendo cochinadas, se lo dedico a la podrida iglesia", dijo el líder de Arkalgel.

-Dedicada a todos los que mientes a través de la fe, engañadores del pueblo sin moral", continuó.

"Nada es eterno, todo es mortal, los seres que hoy nacen ya mañana morirán, nadie puede escapar de esa realidad", rugía Gillman acompañado de la banda.

-Este evento -declaró Gillman en exclusiva a Aporrea.org- sólo puede ocurrir en un gobierno revolucionario que le abre las puertas de estos espectáculos a toda la gente, a todo el pueblo... Tarek, el gobernador de Anzoátegui, es un artista, un poeta, una persona joven, un rockero, es seguidor de The Beatles, The Rollings Stone, Bob Dylan de esos primeros que se encargaron de llevar la protesta a la juventud... Bueno ahí lo vistes, apareció en medio del público y fue ovacionado por este público no chavista, irreverente, público llano".

Y un torbellino dentro de la multitud anunció que algo extraño sucedía y era el gobernador Tarek William Saab, que atravesando la muchedumbre, venía a acompañar la celebración. Desandó el caminó, trepó a la tarima, abrazó a Gillman, los músicos de la banda, y la multitud comenzó a corear, en forma espontánea, "Tarek, Tarek, Tarek", un hecho inédito.

Continuó Arkalgel con una selección de temas de su discografía, y finalmente treparon a la tarima los integrantes de "Dios Salve a la Reina": Pablo Padín (voz y piano), Francisco Calgaro (guitarra, coros, teclados), Matías Albornoz (batería y coros) y Ezequiel Tibaldo (bajo), y entonces el asombro plenó las gradas, el redondel de la plaza y las caminerías del Paseo Colón, porque no sólo esta banda sonaba como Queen, sino que hasta incluso Freddie Mercury, el célebre vocalista de la agrupación, estaba ahí montado sobre el escenario sobreviviendo a su propia muerte.

-Caramba, chamo, esto es magia, purita magia, Queen y Mercury están vivitos y coleando", alcanzó a decir un joven trajeado de cuero negro.

2 comentarios:

manola blahnik dijo...

alkalgel? muy inteligelte..
(y lo pone los dos veces)

Anónimo dijo...

Sea lo que sea, peor es el silencio. Aunque sea por cambios tecnológicos. Ahhh, no se quejen del concierto.
Alguien lo echará en falta.