jueves, noviembre 23, 2006

JARTERAELECTORAL – Luis Vicente llevando carajazos

Está bien: el tipo tiene la voz chillona, es bastante feo y te dice justo lo que no quieres oír. Esas razones justifican que te moleste.

A los idiotas que se comen el cuento del neo-socialismo, no les gusta cuando les señala que la mayoría de la población no quiere pasar trabajo ni hacer cola para conseguir papel tualé como en Cuba. Y a los que viven tratando de ver cómo tumbar al rrrégimen sin arriesgar el pellejo y a punta de habladera de pendejadas y de conspiraciones por correo electrónico, pues tampoco les causa gracia que Luis Vicente León les diga con su tonito que la situación no está como la pintan la Colomina, ni el extraviado Carlos Blanco, ni mucho menos el gordito de la fantasmal encuestadora Ceca.

Así que como si ya no tuviera el físico lo suficientemente aporreado, al pobre Luis Vicente le quieren dar hasta con el tobo y especialmente desde el lado del antichavismo. Y hasta hay tarados como Kico: un día pide por escrito a los rabiosos foristas de Noticiero Digital que por favor tengan mayor nivel de tolerancia y de respeto por quien no se ubica en los extremos, y al otro día anda por radio diciendo que Luis Vicente no es más que un “vendío”.

Si Luis Vicente come o no come de la mano del gobierno es algo que, obviamente, no puedo señalar con certeza. Si lo hace, pues el coñoesumadre. Eso lo sabrá él, tanto como lo saben los cientos de “anti” que encontraron bien rápido el atajo desde una marcha con bandera negra, hasta el entusiasmo de un par de buenos contratos a dedo.

De lo que sí pudiera estar un poco más seguro es de lo que he leído y escuchado: ni en sus artículos ni en sus declaraciones Luis Vicente queda, a mi entender, como cuadrado con el gobierno. Diría que la cosa es al revés, que es un tipo que pese a que trata, no puede ocultar su desagrado por el comandante o, para ser más precisos, por lo que quiere hacer el comandante en Venezuela. Ahora, que no por eso ande pregonando que Chávez está “técnicamente caído” (¿les suena ese mojoncito mental?), es otra cosa. Pero el antichavismo furibundo actúa igual que los de la acera de al frente.

¿Son realistas los números de Datanálisis? Diría que sí, considerando además, una cosa que parece haberse olvidado: hace apenas poquísimos meses que tuvimos consenso con Manuel Rosales y se perdió un valioso tiempo para hacer trabajo político soñando con que militarcitos de plaza sin mando y sin tropa –primero- y militarcitos de cuartel y guiso sin el más mínimo sentido de la dignidad –ahora-, hicieran el favor de patearle el culo a Hugo Rafael.

¿Son realistas las mediciones que dan 6 puntos de diferencia? También pueden serlo, considerando la buena campaña de Rosales y la chambonería de este gobierno que parece cultivar inútiles sólo aptos para el pillaje y la propaganda.

¿Es posible prever el resultado de las elecciones? Pienso que parte del trabajo político que mencioné unas líneas atrás es ir a votar para demostrar que existe una oposición democrática a la que Hugo y sus cubanitos tendrán que tomar en cuenta. En cuanto a Rosales, ojalá me equivoque, pero no creo que logre ser presidente aunque Hugo pierda las elecciones. Pero no me crean a mi, así que vayan –yo lo haré- y voten.

Un amigo me contó una cosa ciertamente terrible de Luis Vicente. Y esa sí la creo y se lo critico: dice que las oficinas de Datanálisis acumulan la mayor cantidad de mujeres feas –con pocas excepciones- por metro cuadrado que haya visto. Coño, Luis, eso sí que es imperdonable: Atrévete, ¡convoca un casting urgente!

2 comentarios:

teresasenior dijo...

Qué raro el silencio sobre este post. Demalamadre, tus lectores son demasiado complacientes. Dales durooooo!!!!!

demalamadre dijo...

Sí, también me parece sospechoso. Creo que tendré que incluir en mi listado de correos a la Colomina a ver qué pasa. ¿O será que estos lectores de hoy no se atreven? ¿O será que no se atreven porque tengo toda la razón? ¿O será que nadie se compadece de que Luis Vicente trabaje con tanta fea?