jueves, enero 11, 2007

SOCIALISTANDO - Tascón y el vicio de echar paja

La vocación de pajúo de Luis Tascón adquirió nuevas proporciones. Me refiero a su natural inclinación a echador de paja, algo que debe haber cultivado desde muchachito allá en su Táchira natal.

Lo imagino fácilmente: despeinado, con los ojillos como extraviados, hediondo a meaos, acusando a los compañeritos de clase: “maestra este fue…”.

Y mira en lo que vino a convertirse.

No le bastaba con ese hecho paradigmático, impensable, enorme y terrible que fue echarnos paja a todos. Del carajito que le pegaba coscorrones, Luisito, convertido en diputado, saltó al estrellato pajeando a todo el país con la lista que se robó del organismo electoral con la complicidad de las autoridades: “profe, éste firmó pidiendo que te revocaran, pero estos de aquí son patriotas verdaderos, el de allá –se lo dije a usted antes y no me creyó- es un traidor que firmó en su contra…”.

No pudo detenerse allí. Como si no hubiera inaugurado él solito una nueva liga, una dimensión del sapeo sólo vista en las más funestas experiencias totalitarias que registra la historia, ahora sus hormonas lo empujan a otra categoría en la que se evidencia todo un campeón: Luis Tascón acusa a sus compañeritos de partido, a sus camaradas del gobierno, de que están ganando mucha plata, de que esos sueldos que tienen son muy elevados. ¡Carajo!

Tascón combinó en esa jugada sus grandes dotes para el jalabolismo con eso que ya creo debe ser un vicio, ese afán por acusar, por señalar, por pajear al prójimo.

El, según dice, gana apenas 4 milloncitos y un poco más. Y se entiende su sentimiento: mira pa’ un lado, mira pa’l otro, ¿y qué encuentra? Directores del CNE que se meten hasta más de 20 millones al mes con bonos de 6, 8, 10 meses por cualquier pendejada que hagan, magistrados del Tribunal Supremo que andan cerca de los 30 millones; señores del “Poder Moral” que ganan tres y cuatro veces más que él…

Imposible aguantarse: nuestro Luisito Tascón, igual de despeinado, quizás ya no tan hediondo a meaos, tiene que echar paja. Es lo suyo. Ha entendido que ese es su papel en la revolución. Que para eso está. Y si, de paso, puede jalarle al gran líder, mejor todavía.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

asi es, asi estamos. ya nada de lo que consideramos correcto en este gobierno, parece correcto. y ahora todo es malo, incluso ganar plata. si ahora la corrupcion es grande, ya la gente ganando plata, imaginense ahora que volveran a ganar tres lochas. todo tiempo pasado sera mejor, entonces, segun este gobierno?

ana meli dijo...

Quiero ver a la gente que cree que el socialismo del Siglo XXI es tener más real, cuando los sueldos se le vengan palo abajo... Cuando les quiten el beisbol y la caña... los agarramos el la bajaíta!

sergiomarquez dijo...

Tascón... A los sapos debemos aplicarles un correctivo ejemplarizante, como la corbata siciliana...