jueves, enero 18, 2007

CERDITOSENELESPACIO - En Plutón el tamaño sí importa

Plutón está frito. Es un pobre planeta-enano. O un enano, a secas.

La edición diciembre-enero de la revista Gatopardo trae un reportaje excelente, escrito con gran estilo, en el que recoge la hazaña de unos astrónomos uruguayos –Gonzalo Tancredi, Julio Angel Fernández y Tabaré Gallardo- que tumbaron a Plutón de su sitial en el sistema solar.

Ahora sólo tenemos 8 planetas y es toda una ironía que desde una ciudad, Montevideo, que no se caracteriza por su condición ni de moderna ni de avanzada, lanzaron las piedras que alborotaron la guerra plutónica, como lo dice –medio en joda, muy en serio- el cronista que firma la nota.

Lo más loco de la historia es que hubo una gran reacción en defensa de Plutón. Tal como cuenta el reportaje, al planeta que en inglés se llama Pluto, como el personaje de Walt Disney, lo descubrieron apenas en 1930. Y fueron, con ese nombre no podía ser de otra manera, unos gringos. ¿Y de dónde viene el rechazo a la expulsión de ese pedazo de materia espacial? Pues, claro, de Estados Unidos.

Clyde Tombaugh fue el astrónomo estadounidense que dijo que Plutón era un planeta. Y ahora resulta que se peló. Pero Al Tombaugh, su hijo, y otro montón de gente llegaron incluso a organizar protestas públicas con pancartas que dicen: “El tamaño no importa”, como si estuvieran hablando de penes.

Muchos miembros de la Unión Astronómica Internacional también rechazan esa verdad y sólo con una accionar casi guerrillero, los científicos sureños lograron que una buena parte de sus colegas entendieran el punto: en resumen, que Plutón es un pequeñín que no ejerce influencia alguna entre sus vecinos, otros pedazos de roca espacial o algo así, que flotan muy cerca de él. Plutón, dice Tancredi, podría no estar allí y nada pasaría: es como Pablo Medina.

De astronomía nada sé. La única estrella que me es realmente familiar es la Estrella de la Muerte. Y en esa, ya se sabe, había vida y Darth Vader ejercía con maña la práctica del terror.

Pero la historia de la degradación de Pluto es fascinante.

Cosas de la globalización, no deja de ser divertido que el “gran” observatorio de Uruguay llamado Los Molinos es un bicho vetusto cuya capacidad actual es apenas comparable a la que tenía el observatorio de Arizona que permitió el descubrimiento de Plutón hace 76 años. Dice la nota que con una inversión de sólo 7 mil dólares el campo de observación de esa antigualla se multiplicaría por 9. Con lo cual se me antoja dibujar al presidente Tabaré como un roñoso pichirre que debería rebuscarse en los bolsillos a ver si encuentra esa platica antes de que llegue su colega venezolano a confiscarle el telescopio a cambio de pintarlo de rojo y añadirle el adjetivo “bolivariano” al aparato.

Lo otro es pensar un poco: ¿es así cómo se plantea el mapa del sistema solar? Unos tipos se reúnen, otros hacen campaña en contra y ¡zuas!, ya no tenemos planeta noveno.

Los astrólogos, esa raza bastarda que busca señales allá arriba, están de luto: a la base de sus predicciones le sacudieron la alfombra y los dejaron con las nalgas en el suelo.

Habrá que esperar que lleguen los extraterrestres, que pudieran estar muy molestos en este momento, a poner orden en el mapa espacial… y –ojalá- en los galácticos del Real Madrid que se han convertido en un circo de jugadores-enanos…

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Delamadre: a quién le importa esa mamaguevada de Plutón. Habla de vainas que pasen en la Tierra.
SapoCrudo.

demalamadre dijo...

Con todo respeto: si serás medio becerro SapoCrudo. Esa historia pasó en la Tierra. ¿O dónde crees que se reunieron esos carajos a decidir qué es lo que es o no es un planeta? ¿En un bar en Saturno? Plutón ni se enteró que lo jodieron. Preocúpate: todo lo que te dijeron en tu carta astral ya no sirve para nada. Igual que el Real Madrid... para nada.

larsen dijo...

los astrónomos socialistas uruguayos, pueden ir agregando al presupuesto los galones de pintura roja que en cuanto el cacique pase por Maldonado de seguro les deja el cheque. VAinas de caja chica.

Anónimo dijo...

Querido Delamadre: no quise ser rudo contigo. Pero es que yo también leo Gatopardo y esa noticia para mí es León muerto, como decía el viejo Ernest. En todo caso, también me hubiera ladillado que te hubieses puesto a comentar a Bond, a Bolaño o al brasileño policia que sirve de intermediario, entre otros tópicos de ese número. Tienes un espacio, aprovéchalo, no seas tonto. No pierdas el tiempo en mariqueras. Uno paga para que lo sorprendan, dice un pana mío, y mi tiempo vale oro.
A tus órdenes
SapoCrudo.

manola blahnik dijo...

Plutón y Juan Barreto deben tener, más o menos, las mismas dimensiones. Me parece injusto que esos tupamaros de la astronomía sólo saquen a Plutón del juego.

demalamadre dijo...

Camarada sapo: que yo sepa, no me has pagado nada para sorprenderte. Tendré que buscar la manera de pasar el sombrero por este show... Me parece bien que leas Gatopardo, pero recuerda que hay otro mundo más allá de tus verrugas y que no todos tienen las mismas buenas costumbres.

Y, por último, te digo una vaina: Aquí, estimado batracio, escribo lo que me dé la perrísima gana. Igual, todo esto es otra manera de perder el tiempo, eso que llaman ocio. ¿O no?

En cuanto a Manola: andas radical, la tienes agarrada con el gordo Barreta... y te aclaro una: aquellos Tupamaros del sur aparecieron para luchar contra un dictador, no como estos de aquí, que son una pandilla de delincuentes plegados a un mandamás y que controlan a la PM.

Pero sí, los del sur ya dejaron el rollo y ahora hasta le tiran piedras a los planetas.

manola blahnik dijo...

¿qué pasó, bichodeuña? ¿ahora defiendes a la gorda? ¿será que también vas a sacar la ridícula banderita que pide clemencia "porque sólo son 500 días de gestión?"

otra cosa: tienes el sabihondo subido. la clasecita de historia contemporánea de la guerrilla latinoamericana apestó a clase repetida. esa nos la sabemos todos.

Araña Mona dijo...

¿Y qué coño hacemos los Escorpiones si nos mataron al padre?
Ustedes discutiendo pendejadas y uno llorando porque ha quedado huérfano.
¿Será que podemos lanzar a Barreto, y ponerlo en orbita para que nos adopte? Si alguien me da las medidas de su diametro, les escribo a los uruguayos a ver si lo aceptan como suplente. Y tú mala madre, ¿cuánto pesas? Serías un Plutón perfecto, por lo ácido, lo mortal y lo escondido
Salut...

larsen dijo...

mierda, 9 comentarios, si seguimos en esa, este tipo nos va a cobrar de verdad