miércoles, enero 31, 2007

JARTERAIESPIEN - Acosta Carlez quiere el timón

Quién será peor, ¿Acosta Carlez por esa picazón que le dio por meterle mano al Magallanes o Antonio “El Potro” Alvarez por estar tan de acuerdo que casi parece que le complace la arremetida contra el equipo?

De Acosta Carlez ya nada puede sorprender: un mentecato autoritario que está convencido de que todos menos él son idiotas. Un militar que, al igual que el otro, asume que el pedazo de tierra en el que ocupa un puesto de funcionario público es en realidad su cuartel privado.

Pero lo del Potro es lamentable: el muchacho nos resultó otro jalabolas resentido. Más jalabolas y más resentido que el portero Angelucci.

Como todos esos bichitos, el Potro es revolucionario acomodaticio: dice que le parece bien que el inepto gobernador de Carabobo controle la directiva del equipo –el que le paga su sueldo, el que le mata el hambre- pero no está de acuerdo con la idea de que se acabe el deporte profesional y que pasemos a tener una liga aficionada como en Cuba.

Claro, el muchacho Alvarez es pajúo, pero no pendejo: que perjudiquen a los socios del equipo, al público, a la fundación, pero que ni de vaina le cierren a él la posibilidad de seguir haciendo plata como jugador profesional.

El, idiota al fin, dice que no sabría qué beneficios traería a los Navegantes la intervención del Estado, pero igual lo apoya. Debe ser que le parece que Carabobo está muy bien, que la gestión gubernamental ha mejorado las condiciones de vida por allá, que el generalote es un genio de la administración. Hijo, ¿si no sabes para qué carajo abres la jeta?

Dice el Potro que pasan cosas muy malas en el béisbol y que Acosta Carlez seguro podrá arreglarlas: la reventa de entradas, que no hubo una ambulancia para él cuando se cayó durante un juego, que los equipos se regalan con los jugadores extranjeros. Y ahí está su héroe: el gobernador llegará y eructará y eructará y eructará hasta purificar la nave…

¿Cómo será Acosta Carlez decidiendo los destinos del Magallanes?

Lo primero que hará será mandar a confeccionar dos uniformes: uno para Chávez porque para sobrevivir en el proceso hay que ser un lambiscón; y el otro, por supuesto, extra large para él. Después pondrá sus botas sobre el escritorio y ordenará que pasen a la nómina del equipo por el Maisanta a ver quién es patriota y quién no. Y al que haya que raspar, me lo raspas: aunque se apellide Pedrique.

Después hará que alguno de sus camaradas de guiso – uno, por ejemplo, cuyo apellido empieza por B- monte un negocio: una red interna de algo, la venta de una nueva flota de transporte para el Magallanes "del pueblo". Y pasará a lo micro: franelas rojas para todos los vendedores de cerveza, papita, maní y tostón.

Se mandará a hacer un palco especial con pantalla antibalas y ordenará que a cada juego asistan los empleados de la gobernación y de las alcaldías chavistas debidamente uniformados y así podrá hacer realidad la fantasía del líder: volver entrar a un juego de pelota... nombrará madrina del equipo a algún culito de turno, lanzará siempre la primera bola en los partidos importantes y cuando le salga del forro obligará a los jugadores a echarse una caimanera con él o con el mismísimo Comandante.

Y después, ay, empezará a joder con que ya es hora de cambiar ese colorcito azul…

No quiero ni imaginar qué pasaría si a Barreto le da por hacer lo mismo con los Leones…

La situación abre otras perspectivas funestas. Dijo Acosta Carlez que él decreta que el equipo –un nuevo eslogan: “Navegando hacia el deporte socialista”- pase a ser “patrimonio regional” o lo que sea y después va y se clava a todo el mundo porque él es la ley.

¿Y si después a algún otro insigne patriota le da por decretar, por ejemplo, que la Maizina Americana también es patrimonio venezolano? ¿O las compotas Gerber? ¿O el Diablitos? ¿O la Harina P.A.N? ¿O el Ponche Crema, único de Eliodro González P.?

¿O la Polarcita? ¿O los interiores Ovejita? ¿O las panelas de San Joaquín? ¿O la Boutique del Plátano en Maracaibo?

Esto se ve mal, muy mal.

14 comentarios:

Rafael Osío Cabrices dijo...

Claro que se ve muy mal.
Pensemos esto: al Máximo Líder le gusta la música criolla, tanto como le gusta el Magallanes. Pensemos en algunos de los gobernadores del llano escuchando un idea susurrado por algún secretario de gobierno de flux marrón y cuello-de-tortuga rojo: "Haga que el Presidente transmita Aló Presidente desde aquí y le zampamos la idea, cámara, que ahí sí que nos ponemos en la buena". ¿Cuál idea? Un sello revolucionario de música criolla bolivariana. Millones de copias de coplas de Cristóbal Jiménez a Maisanta o Zamora. Unidades Populares de Producción (las cooperativas ya pasaron a mejor vida) de recogecables y promotores de espectáculos que en toda justa de toros coleados, comedero de carne en vara o fiesta patronal monta colosales cantatas de loas al Comandante en seis por ocho. Y, faltaba más, canciones interpretadas por Chávez, quien aún no ha sacado sus discos.

manola blahnik dijo...

al menos ya sabemos algo: bichodeuña es magallanero.

el potro debería dedicarse a lo que sabe hacer bien: casarse con misses y jugar pelota. parece que pensar (y mucho menos declarar) no es lo suyo y menos después de ese tremendo golpe en la cabeza que casi lo deja parapléjico.

Sonny dijo...

Me pregunto cuál será el destino de los Tiburones de la Guaira: ¿los irá a nacionalizar Hermes el Iluminado? Quizás así saldríamos del hueco.

Anónimo dijo...

No os preocupeis, señores..¡Ya Hugo I regañó al generalillo; y le dijo que se pusiera a trabajar por el socialismo siglo XXI (¿con qué se come eso?) y dejara al Magallanes en paz!..Así que el tal "potro" Álvarez va a tener que relinchar en otra parte..

Anónimo dijo...

De la desesperación iba a cometer una locura: me iba a cambiar a los Leones. Nos salvamos de vaina, Malamadre.

SapoCrudo

Anónimo dijo...

Acosta, eructa ese regaño.
El potro Alvarez es un asno comemierda. Eso no es por ningún golpe, Manola, es que siempre ha sido una bola de mierda.
Sapo, ni de vaina me cambiaba a los leones. Y menos ahora que Cisneros es un lameculo de Hugo I.
EL INGENIERO

demalamadre dijo...

Por aquí como que hay más de un magallanero... Lo único inteligente que ha hecho el comandante desde su reelección fue pararle el trote a Acosta Carlez y a su potro lambucio. Pero no hay que cantar victoria: ese carajo ya se ve que se la juró al equipo y tarde o temprano va a echarle su vaina.

Oscar Medina dijo...

Saludos, buen blog, es directo, ácido, felicitaciones

Anónimo dijo...

Entre los jalabolas oficiales hay que agregar a Ramón Palomares. No es tan jalabolas como Angelucci (nadie es más jalabolas que Angelucci) pero sí el mejor pagado: 100 mil dólares del premio del Chino Valera Mora....triste, compay...triste.

Anónimo dijo...

El mejor pagado es Carlos Coste: le "costó" un realero al gobierno.

SapoCrudo

Anónimo dijo...

Por lo menos están invirtiendo en un VENEZOLANO y no en un cubano o boliviano de mierda.

Anónimo dijo...

Qué clase de inversión es esa anónimo VENEZOLANO. Por qué motivo yo como venezolano tengo que "costear" una convalescencia en Alemania de un guevón que se reventó un pulmón con esa mariquera de la apnea. Tú crees que si yo me reviento el hígado tratando de batir la marca de tragos de Whisky el gobierno me va a ayudar. Anda hacerte una asepsia anal.

SapoCrudo

Anónimo dijo...

Sapo.. ¿Cuántas veces al día chequeas tú este puto blog? Qué verga, hermano. ¿No será que sapo es DeMalaMadre?
EL INGENIERO

demalamadre dijo...

Sin ánimos de polemizar... cierto que el Potro no debe ser el mejor pagado, pero está cabrón que le roben la marca de ser el más lambucio: el tipo pretendió joder a su equipo sólo para que la gobernación de Carabobo le pagara unos bonos.

Después saldrá a chillar el día que no le renueven el contrato.

Por otra parte, no entiendo ese argumento del pana VENEZOLANO, igual, eso que se gastaron en Carlos Coste es una pendejaíta al lado de lo que se llevan los cubanos y los bolivianos "de mierda".