miércoles, marzo 07, 2007

TODOBICHODEUÑA – La multi-ex

Deberías saber que anda por ahí, que tarde o temprano ella te va a encontrar. Porque es así: tú crees que la encuentras, pero es sólo eso: que tú creas.

Un día ves pasar a esa mujer por la calle. O de pronto aparece enmarcada en el retrovisor. Y te quedas mirándola, pero es una imagen fugaz, es una visión tan rápida –porque se mueve, porque la cola avanza- que apenas percibes la sensación de familiaridad. Pero hasta ahí.

Otro día la tienes justo al frente. En esa fiesta. O ella acompañando a un amigo común. Le das la mano y mucho gusto y todo eso y de inmediato te parece que ya la conocías. No necesariamente atinas a pensar que fue esa vez en el retrovisor porque seguramente ya olvidaste la escena. De pronto hasta consideras cierto eso que llaman “deja-vu”. Ese cliché.

Compartes unos minutos con ella. No es que quieras levantártela. Al menos no es tu prioridad porque no andas de cacería. Tampoco es que te parezca que esté muy buena, aunque quizás sí lo esté. O no. Ese no es el punto. Lo que sí es incuestionable es que es atractiva, que hay algo que te impide quitarle los ojos de encima. Y no es que estés husmeando en su escote. O no necesariamente.

Te das cuenta de que se te parece a alguien. Esa manera de sonreír…
Te das cuenta que además te recuerda a otra persona. La forma de ese rostro…
Y a otra. Esa manera de contar historias…
Y a otra más. Ese gesto al arreglarse el cabello…

¿Qué carajos es esto?

Cuando ella se ha ido puedes –al fin- pensar mejor: esta se parece a una ex que tuviste en el colegio, a otra que fue un bochinche vacacional, a aquella de la universidad y a la morena esa que era amiga de tu prima y a quien hace poco viste -con unas tetas que no le conocías- en una revistica de esas de rumbas y cervezas.

Pero la cosa es inquietante: no es que ella concentre lo mejor de esas otras. No es que te guste como si fuera un jugo de frutas combinadas: una vaina que sabe a naranja, pero también a mango y a manzana. O al menos no necesariamente y eso hasta hay que agradecerlo.

Simplemente te recuerda a ese montón de mujeres. Tiene cosas de cada una. Has topado, finalmente, con la multi-ex: un ser extraño que puede ser peligroso o no, que puede gustarte o no, que puede depararte una experiencia agradable o no. Una criatura singular a la que no le hallarás explicación lógica, una especie de mutación, el chiste de un manipulador genético...

Lo único que sí es seguro es que te dejará pensando en ella durante un buen tiempo.

Todos tenemos una multi-ex a punto de aparecer. ¿Estás preparado?

14 comentarios:

mire dijo...

o un multi-ex

me encantó este post

Anónimo dijo...

ese es uno de mis sueños, ser una multi-ex.

Anónimo dijo...

Tremendo texto, pana.

SapoCrudo

Victoria Guanipa dijo...

A las multi-ex en mi pueblo las llamábamos: "las cara e'común"

Anónimo dijo...

Victoria, cuantos años tienes? Por que hablas como una señora muy mayor, no las sábias, claro está. Las señoras povositas.

Victoria Guanipa dijo...

Ay mijo anónimo, las cara'común siempre han existido, esas mujeres que juramos que las hemos visto en otro lado, pero después resulta que no, es que se parece a otra a quien conocimos. Y no te creas, también hay cara' común machos, pero las mujeres no siempre somos tan románticas ni andamos pensando en pajaritos preñados. Al pan, pan, y al vino, vino.
Claro, para eso está el de mala madre, que hasta nos salió poeta el muchacho, andaba por ahí distraido en la vida, con las defensas bajas, se topó a una cara'común que le recordó a una de sus diosas del pasado, y le dio por ponersenos sentimental.
Con tal de que no hable de futból, dirá Manola.
Criaturas traicioneras esas cara'común, diría yo, son capaces de hechizar hasta al más cínico.

Anónimo dijo...

Victoria anónima,
La vejez, no es por la edad. Seguramente eres vieja desde chiquita, hablando mal de las loncheras de tus compañeritas de grado. ¿No soportar a los ex - multiples? , mejor mírate en un espejo.

demalamadre dijo...

Coño Guanipa, es la primera vez que comentas algo y te dieron duro. Pero me parece que te lo mereces, básicamente por no entender nada. O no querer entenderlo, que tonta no pareces.

La multi-ex (o los multi-ex, que sí, aplica para los hombres también) no es una simple cara común: de esas -o de esos- vemos todos los días. Esta es una especie más compleja, una que no abunda y que -infiero- no se ve por tu pueblo.

A los demás: gracias por los comentarios positivos, por entender la cosa. Y a la anónima: si logras ser la multi-ex de alguien, no dejes de contarnos...

Anónimo dijo...

estoy de acuerdo con guanipa: malamadre estas enamorado de una multi? definitivamente hasta corazon tienes, pareciera. eso si, no te pongas tan romantico, se supone que este sitio es para lo malo, lo feo y lo mas feo.

Victoria ya no Guanipa dijo...

De mala madre, cuídese del elogio fácil, que envanece, si sigue así ya lo veo dando las gracias emocionado porque le dijeron: "Qué cuchi", no se me vaya a volver un Ricardo Arjona. Tampoco debe ponerse a la defensiva por un inocuo comentario, la Multi-Ex está bien (aunque el título no me convence) pero no es lo mejor de su blog, y ya van a salir los "Hello Kittys" anónimos a llamarme vieja maluca, fea e incomprensiva; porque lo prefiero mordaz. Pero no importa, la controversia es lo que le da sabor a un blog.

Anónimo dijo...

Qué sabes tu? si cuando delamadre, pinchó cauchos la última vez, vió a su multi-ex. Si él, lo que está es harto de tanto asunto, incluyendo a represores como tú. Además el cine y la música, tienen sus cositas cursilongas.

manola dijo...

con tal que no hable de futbol...

Anónimo dijo...

Victorina,
Perdona, en serio, perdona por lo de vieja. No soy un camionero para decirte eso.
Lo prefieres mordaz? Jovencita cuchi cuchi?

Anónimo dijo...

Tranquilo Dema, anda a contentar tu corazón. Tómate tu sopita, la de siempre.
Por aquí ya no hay servicio.
Vive y deja vivir.
Adiós.