viernes, mayo 25, 2007

SOCIALISTANDO – Estos revolucionarios se rayaron

Los revolucionarios andan en Toyota. Se acomodan los pañuelos a la cara, en tricolor y con la imagen del Che justo antes de bajarse de las 4x4 con las armas en la mano: potes de spray que disparan consignas que sólo se entienden analizándolas con carbono 14 y pintan y pintan sus firmas una y otra vez para que no quede duda que ellos son los arrechos: Coletivo Alexis Vive, Coordinadora Simón Bolívar.

Esta vez no invitaron a los campesinos del Ezequiel Zamora porque, ya ve usted camarada, se trataba de una riesgosa misión urbana: rodar hasta la Alta Florida, saltar de la camioneta, pintar, gritar y hacerse fotos con los celulares.

Hace apenas unos minutos hicieron patria: dejaron su reguero de firmas, su “tagueo” –al estilo hiphopero- en la fachada de Globovisión y de algunas casas vecinas. Se llevaron a dos o tres carajitos a quienes les pusieron sus capuchitas, se llevaron una motico de la Alcaldía Mayor (Barreto después se hizo el pendejo al declarar) y completaron con éxito su misión. Un gran logro político, sin duda.

Pero además volvieron a mostrar la cara de un gordito que en 48 horas hizo su camino a la fama. El mismo que palabreó a lo neo-jurásico que él no creía en la propiedad privada porque él y que es marxista-leninista y bolivariano.

Coño, ¿se habrá enterado este gordito de qué fue lo que pasó con la práctica del marxismo leninismo? ¿Alguien le habrá contado que Bolívar era un blanquito mantuano muy bien educado, con mucha plata y muchas propiedades de quien Marx dijo que era algo así como una mierdita ahí?

Lo que sí le deben haber dicho ya es que no pasó media hora de su acción comando cuando ya el camarada William Lara le estaba llamando extremista y equivocado en su canal, el VTV. Y por si fuera poco, dijo –te dijo gordito- que le estabas haciendo el juego a la derecha.

Juan Barreto también le echó palo a esa piñata. Al menos de la boca para afuera. Y se preguntó “qué intereses bastardos” estarían detrás de esta acción a la que además tildó de vandálica.

Y en este mismo momento en el que escribo, el Mario Silva desde la Hojilla está diciendo que al Alexis Vive lo están manipulando los enemigos del gobierno.

¡Coooooño! Esa derecha sí que se puso las pilas.

3 comentarios:

Sonny dijo...

La raya para los camaradas del Alex Vives más que el regaño de William Lara por darle de que hablar a la ultraderecha, y el regaño de Juan Barreto porque compañeros, las motos y los camiones de la alcaldías no se usan para amedrentar escuálidos; fue que las camionetas que no eran de la alcaldía, más allá de una camionetica azul destartalada, parecían recién salidas de agencia, de esas que valen más de cien millones de palos, manejando una así en nombre del pueblo, cualquiera deja de creer en la propiedad privada.

Anónimo dijo...

Es decir, no sólo rayaron las paredes sino que se rayaron a nivel mundial. Cierran una televisora al menos mas grande que la que los chavístas alguna vez soñaron tener. ¿Matar a alguien para quitarle su puesto? oye, eso es lo mas insolente con lo que me he topado. ¿Quitarle la chupeta a un niño para chuparsela ellos? uno, simplemente no puede estar de acuerdo con eso, hasta por nociones comunes. Si eso es integridad y derecho humano, la gente que apoya eso debe ser bastante corta de cerebro o tener la voz áspera del Chávez, esa es la pobretona continuidad de su discurso .

Anónimo dijo...

Yo que había apostado a que RCTV no la cerraban. Era lo único que no podían cerrar. Cerrar PDVSA era algo abstracto, meterse con la educación de nuestros hijos lo pueden aceptar cierta cantidad importante de ciudadanos, la participación de los cubanos en la medicina podía pasar a la vista de un desesperado........pero lo de un canal importantisimo de TV venezolano y genuino, eso podía golpear demasiado en el fondo de la gente. La estupidez sin medidas ha logrado su lugar. Todavía sigo pensando que es un suicidio para esta derecha que tenemos por gobierno. Es un nuevo estilo de derecha, la derecha nueva rica, sumado a ello gente que estudió alguna vez y hoy saben muy bien como tapar el sol con un dedo, conocen muy bien cómo hacerse los locos. La derecha del siglo XXI. ¡Sus intereses o muerte y sus mezquinos intereses!