miércoles, enero 30, 2008

DEPELICULA – En el Congo y a lo loco

Ahora todo el mundo quiere hacer una película sobre el Che. Ya he perdido la cuenta de las veces que he leído por ahí que sutano y mengano andan rodando la historia del “guerrillero heroico”. Y parece que el favorito, el que está de moda para encasquetarse la boina, es Benicio Del Toro, quien no conforme con una, está actuando en dos películas al mismo tiempo.

Qué ladilla con esta gente.

De momento no he escuchado que los manguangueros que se arriman a la Villa del Cine estén en la misma, aunque es más que seguro que algún guión peorro sobre eso tendrán en el archivo, arrumao esperando a que mejor sea el propio Farruco el que apruebe el suyo que contará con un realero descomunal para repartir y que podría estrenarse en el páramo merideño como venganza contra el comando loco ese que le derriba los monumentos que la revolución pone una y otra vez para homenajear a este nuevo prócer nacido en Argentina.

No se puede negar que la vida de Guevara tiene suficientes elementos emocionantes como para lograr una buena película. Y cuenta, coño, con esa ciega pasión que desata tanto entre pistoleros y delincuentes políticos, como en verdaderos creyentes marxistas y comeflores –y comemierdas, también- convencidos de que ese flaco desaseado y asmático podía cambiar al mundo con el poder de su tremenda voluntad.

Pero deben reconocer también que el tipo era ladilloso. Siempre con su cara de culo, midiendo a la gente por sus conocimientos de marxismo, juzgando a todo el mundo, hablando día y noche de sus pendejeras revolucionarias, viviendo siempre con lo mínimo, monotemático, sectario, exigiendo que para ser su amigo debías creer en lo mismo que él, fastidiando con que si tú tienes unos pesos de más que debes darle a otro, exigiendo demasiados sacrificios sin permitirse momentos para el disfrute y siempre arrecho, todo el tiempo arrecho.

Así que por si le interesa a la Villa del Cine tengo una propuesta para otra mirada cinematográfica del Che.

Hay que olvidarse del roñoso viajecito en la moto en el que supuestamente despertó la vena libertaria de Ernestico y se reforzó su temprana costumbre de huirle a la ducha. Ese ya es momento superado y que se quede con su bacalao el pinche Gael García. Desechemos también todo ese asunto de la Sierra Maestra, los zancudos, las matazones, la cagadera en el monte, los coñazos a los guajiros, los primeros fusilamientos, el maluco de Batista y Fidel con su cocinero personal. A lo mejor Benicio se ocupa de eso.

Lo mismo que de la vida en La Habana ya montados en el poder: eso de las erradas concepciones económicas que arruinaron a la isla, su vida hogareña, los juicios sumarios y el paredón pintado de sangre, la oficina en el Banco Central, los entrenamientos para exportar guerrilleros, los discursos de Fidel y toda esa vaina. Ahí te dejo eso Benicio.

Lo que propongo es concentrarnos en su experimento en el Congo. Esa sí que es una buena película. Sería una comedia del carajo en la que además podríamos aprovechar los estrechos contactos del gobierno con la comunidad afroamericana del star system gringo.

La historia es así: nos ubicamos en 1965, el continente africano está candente, encendido en luchas anti-coloniales y anti-imperialistas y toda esa vaina. Por alguna razón los cubanos creen que por ahí arderá la mecha y andan prometiendo por todos lados que enviarán combatientes para que entrenen a aquel negrerío alzado y les ayuden a hacer sus revoluciones.

Podría comenzar la vaina en un hotel lujoso de Dar es Salam (antes Tanganyika, creo) donde se han reunido los líderes de la revuelta congoleña: un montón de carajos que no pueden ponerse de acuerdo en nada y que, en realidad, se tienen su arrecherita unos contra otros. De entre ellos destacan tres, que vendrían a ser coprotagonistas de la película: Gaston Soumaliot, Christophe Gbenye y Laurent Kabila.

Aquí es donde entran las figuras de Hollywood. No estoy muy seguro de si elegir entre Chris Rock, o si Will Smith tiene ganas de volver a la comedia, o si alguno de esos que siempre hacen de policías o ladrones gozones pudiera encajar bien con el papel, por ejemplo, del vago Soumaliot, pero lo que sí se ve clarito, es que el negro Danny Glover tiene que ser Kabila, un individuo guabinoso, que le cayó a cobas al Che desde el primer día que lo vio y que se pasaba los días no peleando al lado de sus hombres sino holgazaneando en una ciudad portuaria repleta de bares y burdeles.

El Che hizo conexión inmediata con Kabila. No por las putas ni los bares, sino porque ese era el que parecía coincidir con él en lo mismo que hasta hoy nos repiten: que el enemigo es el imperialismo norteamericano.

Entonces está ahí nuestro Che, que pudiera ser el actor Fernando Carrillo con cabello postizo y rebajando un poco la papa. O pudiera ser el Che del 23, luego de unas clasecitas de actuación. Porque el personaje del Che tiene que ser como el original: un ladillao, fanático que buscaba llevar orden y disciplina a unos carajos que jamás podían haber entrado por el aro.

Tenemos esta escena en la que los congoleses hablan ruidosamente, todos dentro del salón de un hotel de lujo, gritan, gesticulan, comen, beben y su único plan de guerra es pedirle plata y hombres a Cuba. Y el Che tragándose la arrechera y ocultando lo que en verdad quería decirles: “vayansé a la puta que los parió grones de mierda”.

Guevara prepara su salida de Cuba con sigilo. Eso no es necesario que lo veamos mucho, quizás algunos momentos de reflexión, unas miraditas compasivas a los hijos que dejaba abandonados y cosas por el estilo, pero sí se puede usar como leit motiv la voz en off de Castro como disparador de múltiples arrecheras: “Che, ¿por qué no te vas para Africa?”.

La reputa que lo parió.

Y volvemos a Dar es Salam. Tres enviados cubanos han llegado. Uno es el Che disfrazado. Sin boina, con el coco raspado y con lentes, nadie lo reconoce. Mucho menos en Africa.

Kabila no está. Anda de joda en El Cairo. Un operario político conduce a los cubanos a la base de los rebeldes en el monte. Es una cosa caótica: mal organizada, con rencillas tribales, habladeras de paja de unos contra otros, con soldados que prefieren irse de putas antes que de combate y con figurones como el propio Kabila que promete llegar en 15 días pero nunca aparece.

Vemos al Che con tremenda rabia y con ganas de fusilar a unos cuantos, mientras a su alrededor todos andan en otra vaina: guisando con los medicamentos, tumbándose la ayuda de los demás países, agarrando gonorreas… El Che intenta participar pero nadie le para bolas a ese pelao. Se mete a ayudar en el hospital y lo que encuentra es “rebeldes” con enfermedades venéreas (Eddie Murphy podría hacer un cameo) y pendejos que se hirieron con sus propias armas.

Se puede jugar aquí con algunas secuencias que exploten algo con lo que no contaba el Che: con la superstición de los nativos. Se me ocurre inventarnos a la Gran Puta de Kigoma, el pueblo con burdeles a donde todos quieren ir a cumplir misiones. La Gran Puta de Kigoma ejerce su demoníaca atracción desde la distancia. Los guerrilleros sienten su llamado en las noches, se olvidan de combatir, de comer, de cumplir órdenes y sólo quieren ir al encuentro con ella: una negra hermosa, seductora, altiva y fogosa pero hasta las metras de gonococos.

Es obvio que ese papel sólo puede pertenecer a una sola mujer en la bolita del mundo: la sin par Naomi, la pantera de Miraflores…

Pudiéramos mandar al Che a combatir a esa demonia. A esa diabla. Después de un mes sin bañarse, el argentino puede hacerse inmune al foco de gonococos de la Gran Puta de Kigoma. Así que arremete contra ella en una noche de pasión en la que parece que nuestro héroe está a punto de dejar la lucha atrapado por aquella peligrosa femme fatale. Pero se impone el guerrillero heroico y su herrumbroso armamento inocula nuevas bacterias en el cuerpo de la Gran Puta de Kigoma que anulan a los gonococos que la mantienen con vida. En este punto tenemos que decidir si ceder a la tentación de la ciencia ficción: ¿se desvanece ella convertida en un montón de ceniza? ¿o simplemente pierde sus poderes? ¿queda ella viva y enamorada para siempre del Che? ¿o se va al destierro en Ruanda y jura venganza? Eso hay que examinarlo.

Después tenemos el factor dawa.

La dawa es una poción mágica que tomaban los hombres antes de entablar combate: si no hay dawa, no hay pelea. Esa poción les hace invulnerables, inmunes a las balas, burladores de la muerte. Pobres güevones: por andar creyendo en eso se murieron unos cuantos.

Y tenemos también el factor caña: a los jefezotes congoleses les gustaba caerse a palos hasta la inconsciencia.

Imaginar a un tipo tan serio como Guevara en ese escenario debe tener su filón cómico. Oficiales curdos, soldados que confiaban más en la dawa que en el fusil que llevaban, una revolución que sólo se mordía el rabo caminando en círculos; pequeños ejércitos de hombres perezosos, comandantes gozones concentrados en seguir pidiendo ayuda económica y armas a China y a la Unión Soviética; decenas de “bajas” por gonorrea; congoleses empeñados en mandar a los cubanos a combatir en las zonas más difíciles; cubanos enfermos; Kabila prometiendo visitas que nunca se daban; batallas perdidas con rebeldes marcando la milla o negándose a entrar en combate; a esos negros cagándose de risa cada vez que el Che explotaba y les sacaba la madre en francés y swahili; derrotas atribuidas a la “mala dawa”, a la incompetencia del brujo… y el Che, ecito, creyendo que en cinco años aquello iba a ser la Sierra Maestra de Africa.

Ahí está la idea. Si alguien le echa bolas, sólo espero que me pichen algo de los reales que afloje la Villa en mi condición de autor original. Yo, como todos esos que explotan la historia del Che y ponen caras de tipos muy preocupados por las injusticias del capitalismo, sólo quiero levantar unos reales. ¿O ustedes han visto que Gael y Benicio y todos los demás –incluyendo los amigos del Che que escribieron libros y todavía sacan provecho- hayan destinado la plata que se ganaron a alguna obra de caridad para los tantos jodidos que hay en el mundo?

Y antes de que salga algún amante de Guevara a quejarse: lo del Congo es la puritica historia verdadera, contada –para que sepas- por el mismo Ernesto Guevara. Mi aporte aquí es, creador al fin, eso a lo que le dicen “tratamiento cinematográfico”.

Quedan cosas en el aire: ¿Cómo podría llamarse la obra? ¿Dejarán que actúe Fabiola Colmenares? ¿Será que puedo contratar al Budú? ¿Cómo hago para incluir a Edgar Ramírez en el reparto? ¿Podré filmar algunas escenas “de ensueño” en el jardín de la casa de Diego Rísquez?

42 comentarios:

Anónimo dijo...

Hace tiempo que no me reía tanto. Coño, quisiera hacer realidad esa película, te quedó de película.

Anónimo dijo...

El Che es Fernando Carrillo, eso te quedó de rechupete. Con esa mirada de vaca que tiene Carillo haría un Ernesto Guevara de historia, es perfecto. Si esa idea llega a cuajar, al menos que te pongan en los créditos.
A propósito al Che deberían desenterrarlo, a lo mejor ni siquiera lo mataron. Sino que se murió de un ataque de asma.

Anónimo dijo...

La vida si es cagarruncha. Los rusos y los cubanos supuestamente eran de los tipos más astutos del planeta, y mira cómo quedaron. A esos se los vacilaron de lo lindo, les fregaron su vida, se la retrasaron. Y los cubanos todavía no se han dado cuenta cuan imbéciles son, ni si quiera ven cuanto les está costando a los rusos acostumbrarse al capitalismo, que dejó de ser salvaje, al menos en los países desarrollados, ¡hace años!
Tú idea está como para que lo lean en cualquier parte del planeta.

Lina W. dijo...

Lo que será a cuchillo es la pelea para ver quién dirigirá semejante superproducción, moralmente los venezolanos estamos obligados a contratar a Oliver Stone después de que se quedó con la película fría en diciembre al no darse el primer intento de la operación Emmanuel.
Aunque por los predios de Aporrea están muy dolidos porque el Comandante le dio la exclusiva del rescate de los rehenes de la FARC a un gringo pantallero, en lugar del compañero Carlos Azpúrua.
En cuanto al papel principal de Ernesto, no creo que Carrillo o Pestana den la talla, demasiado comeflores, si el casting estuviera en mis manos le daría a Joselo el papel del Che.

Anónimo dijo...

Joselo para el papel del Che no me parece. Esto no es un sitcom, esto es realidad pura, y Carrillo nació para ese papel. El acento lo debe tener. Ya veo a Fernando Carrillo con su cara de ladillao de absolutamente todo diciéndole a algún tipo del Congo: “bueno mi rey, como lo vamos hacer, che?”. Y si, es verdad a Oliver se le puede dar su trabajito, el pobre se quedó con los crespos hechos.

Anónimo dijo...

Enseriemonos, Oliver Stone es mil veces mejor que Azpúrua. La película debe ser creíble. A Carlos Azpúrua no se le cree pero lo que se llama nada de nada. No metan para nada la escenografía de Risquez, una ama de casa cualquiera decora mejor los espacios.

Anónimo dijo...

"Siempre con su cara de culo, midiendo a la gente por sus conocimientos de marxismo, juzgando a todo el mundo, hablando día y noche de sus pendejeras revolucionarias, viviendo siempre con lo mínimo, monotemático, sectario, exigiendo que para ser su amigo debías creer en lo mismo que él, fastidiando con que si tú tienes unos pesos de más que debes darle a otro, exigiendo demasiados sacrificios sin permitirse momentos para el disfrute y siempre arrecho, todo el tiempo arrecho"

Ese no puede ser sino Fernando Carillo.

Anónimo dijo...

A veces no sé quien le pega el comiemierdismo a quien. Si es que son los cheguevaristas a los ignorantones, o los boludos al venezolano de a pie, o los intelectualoides a sus iguales, o los propios comemierdas a unos que comen mierda pero poquito, es decir a los comierditas.
La verdad, no sé. Me confieso incompetente para ese gran descubrimiento.

Anónimo dijo...

Del carajo, pana¡ Tiempo que no leía algo tan original, bien escrito, y que te meas de la risa.

Anónimo dijo...

Cortesía para Demalamadre.
Posibles nombres del film:
- “El Che, lo que el viento nunca se llevó.”
- “Historias confidenciales entre Batman y el Che Guevara”
- “Naomí junto a su Ernestico”
- ”Guevara y Naomí, buenos muchachos”
- “Joe Pesci, el padre perdido de Ernesto Che Guevara”

Anónimo dijo...

Te quedó del carajo, no joda. Allí la única verdadera pelea como que va a ser la de los gonococos de la gran puta contra las ladillas internacionales del ché.
EL INGENIERO

Anónimo dijo...

Dema, el guión te quedó de Puta Madre, como diría hasta el propio Rey Juan Carlos.

Anónimo dijo...

Pero de bola! Y, como sino, utilizar a Budu, eso sería de las mejores cosas de tú película. Lo digo en serio, Budu es la revelación del cine en Venezuela. Secuestro, para mi tiene unas tres o cuatro secuencias buenas, y ese actor fue una suerte de suerte con que se topó aquel director. Cuando se encuentran que le robaron el carro, y lo único que le queda es decir “¡Coño de la madre!, ¡Coño de la madre!¡Coño de la madre!....” esas es de lo mejor que se ha filmado en este país. En serio, no estoy siendo ni cínico, ni irónico. Budu no lo sabe, él es un actor en potencia ( lo demás de Secuestro se lo pueden guardar, me parece una reverenda...bueno, sin comentarios.)

Anónimo dijo...

Tengo varias ideas para la música: "Vamos todos pa´la conga.." (muy cubana, claro), "Y llevarte a la cima del cielo", "Usted abusó" o "La vida es un carnaval".

ana meli dijo...

Apoyo la moción. Budú TIENE que actuar!!!!!!! jajajajaja

Anónimo dijo...

Aprovecho esta oportunidad que me permite el imberbe del Che, para describir un tanto el perfil que yo tengo de ti, Demalis. Ahí te va: Eres tan pela bolas que este blog lo abriste en un ciber café de mala muerte y lo actualizas cada mes. Dices que te reúnes en fiestas donde te encuentras a gente famosa, pero mentira, lo lees en unas crónicas farandulezcas y las relatas con gusto. Se nota que lees y mucho, pero si de escribir se trata, no puedes pasar sino de lo que apuntas aquí, es decir eres un escritor un poco frustradín, que algunas veces tiene mucha lástima de los demás y otras le tiene una arrecherra sin fin. De todas maneras gozo una bola leyéndote. Se que mi adivinanza no está nadita lejana.

demalamadre dijo...

Y este es el perfil que me hago de ti: medio pendejo eres, eso es seguro. Alcanzo a vislumbrarte como una especie de Flanders, por eso de "Demalis" y lo de "frustradín". Casi diría que eres una jeva, pero serías tan cursi que mejor ni lo sigo pensando. El blog lo abrí en un cyber café. Pero no pagué la conexión. Soy el dueño del cyber y en los ratos libres que me dejan los carajitos enfermos que vienen aquí a jugar a matarse durante horas, escribo estas pendejeras con las que, según dices, gozas una bola. Sigue así, parece que tienes salvación.

Para los demás: el Budu va ganando, tiene que estar. Lo podemos poner como uno de los guerrilleros cubanos. Uno de esos que se arrecharon con el Che y mandaron a los africanos pal coño y se fueron dejando atrás días de diarreas, fiebres, insectos, calores, inoperancia y soldados flojos. Las arrecheras del Budu serían colosales...

manola blahnik dijo...

para 9.32pm:
imberbe: dicho de un joven que aún no tiene barba (rae.es, para que te informes). si tomo el ejemplo de "imberbe", como calificaste al che, para los perfiles que haces de las personas, pues deduzco, entonces, que demala debe ser un escritor de fama, millonario, dueño de starbucks, todos con wi-fi, desde donde escribe sus posts.

Anónimo dijo...

Un poco que jode tontuelos los dos. Imberbe es una ironía, todos sabemos de los pelos del Che, aunque incipientes, digo, para que te informes. Me refería, para terminar de explicar el chistesito, me refería al farsante del Che. Farsante hasta los tuétanos, farsante hasta los pelos.
Y, Demala o Damalis, ¿que sabes tú si apropósito quise pasarme por jeva? No se si te dolió más que te haya dicho pela bolas o escritor frustrado. Es público y notorio como dirían las secretarias, que tú escribes muy bien, al menos tienes un poco de imaginación, y no eres pela bolas, no temas. Sí, chico, estoy salvada, y me resbala enormemente pasar por cursi.

Anónimo dijo...

no pasas por cursi: lo eres.

Anónimo dijo...

Ok, muchas gracias por la corrección. Si, soy cursi que jode. Sobre todo que jode.

Anónimo dijo...

6:26 PM: tú respuesta es de gente adolescente, o de ama de casa. Lo bueno de ser tan joven, es que tienes mucho tiempo para equivocarte. Ahora, una respuesta así en una ama de llaves es como para esos personajes que serán así durante mínimo, cien años.
Chica, no es para tanto, sólo era pa' jodé... A mi, el dueño de este blog me cae buenísimo.

Anónimo dijo...

Y que pasó? se aquietó la pelea? Francamente, la gente cree que escribir un simple comentario debe ser una obra de arte. Está bien que midan los insultos, pero la cuestión tampoco es callarse.

Anónimo dijo...

Ay, por fin se acabó este día hipocritón que se llama día del amor.
Dios mío!

Anónimo dijo...

www.areaceroa.blogspot.com

Anónimo dijo...

ah, era eso.

Anónimo dijo...

Gran cosa. Y qué¡

Anónimo dijo...

Te saliste con la tuya demala. . .

Anónimo dijo...

prepárense, pajúos, porque les vamos a cerrar globovisión

Anónimo dijo...

prepárate tú! ¿te diste cuenta, aunque sea un poquito, no sé digo, si es que la cabeza te da, que desde que cerraron rctv, este orden revolucionario se fue a pique?. el que se tiene que amarrar esos pantaloncitos sos voz. o sea, ve pidiendo S.O.S. a la farc.

Anónimo dijo...

el blog de maria josefina lagafa

Anónimo dijo...

¿que pasó de mala, te cerraron el cyber café?

Anónimo dijo...

ok, demala, ahora si me voy a desahogar, y con histeria incluida.
¿por qué coño, el acomplejado de chávez que pide elecciones para lo que sea, no pide elecciones para saber si los venezolanos queremos guerra o no? o sea, la vida de miles de personas se ve directamente afectada y el tipo es un loco suelto, y además dirige mi vida. ¡coño de la madre, y mil veces coño de la madre!

Anónimo dijo...

1.47 PM:

O sea, tú saes, o sea, la vida de miles de personas, o sea, tú saes, y además dirige mi vida, sea, tú saes. Me voy a desahogar, y con histeria incluida, o sea. ¡Coño de la madre y mil veces coño de la madre, o sea, tú saes! O sea.

Firman:
Carla Angola
Rafael Osío Cabrices
Antonio Arráiz Lucca
Grupo Relectura
Nitu Pérez Osuna
El Nacional
El Universal
Urbe
Plátano Verde
Roque Valero
Cristina Dickmann
Antonio López Ortega
Nelson Rivera
Michelle Badillo
Yon Goicoechea
Erika de la Vega
Alfredo Romero
Roland Carreño
Fabiola Colmenares
Manuel Caballero
Iván Mata

Anónimo dijo...

Los firmantes son más, son unos once millones de personas, cuidado si me quedo corto ( sería magnífico que me remedaras, así la cuenta sube). 5:02 PM, ¿quieres una subametralladora con un lasito popycuchi? Eso si, no debes tener cojones, debes seguir de PU a la PA al cuerpecito de Chávez, tal como el soldado que decía que quería mas a Chávez que a sus hijos y a su mujer. o sea, o sea, o sea, o sea y o sea [4-3-08}

Anónimo dijo...

Los firmantes son más, son unos once millones de personas, cuidado si me quedo corto ( sería magnífico que me remedaras, así la cuenta sube). 5:02 PM, ¿quieres una subametralladora con un lasito popycuchi? Eso si, no debes tener cojones, debes seguir de PU a la PA al cuerpecito de Chávez, tal como el soldado que decía que quería mas a Chávez que a sus hijos y a su mujer. o sea, o sea, o sea, o sea y o sea [4-3-08}

Anónimo dijo...

Los firmantes son más, son unos once millones de personas, cuidado si me quedo corto ( sería magnífico que me remedaras, así la cuenta sube). 5:02 PM, ¿quieres una subametralladora con un lasito popycuchi? Eso si, no debes tener cojones, debes seguir de PU a la PA al cuerpecito de Chávez, tal como el soldado que decía que quería mas a Chávez que a sus hijos y a su mujer. o sea, o sea, o sea, o sea y o sea [4-3-08}

Anónimo dijo...

chado popycuchi.

Anónimo dijo...

Dos fidmantes son más, son unos once millones de pedsonas, cuidado si me quedo codto ( sedía madnífico que me demedaras, así da cuenta sube). 5:02 PM, ¿quiedes una subametdalladoda, etc...

Anónimo dijo...

tátatátatátatátatá,pasaquetatatatata
tátatatápasaquetatatatataademaspasa quetátátátatátátatayaveoquelaquieres

Anónimo dijo...

7 de marzo, viernes, día de la reconciliación.

ok 5:02 PM, reconciliemonos, ya deja el demedo, o sea.

Anónimo dijo...

Muy buen tema!